ISABEL, PRIMERA MARCA DEL MUNDO EN CERTIFICAR TODO SU ATÚN CON SELLO AENOR-APR

El sello AENOR APR verifica el cumplimiento de las mejores prácticas pesqueras y de los estándares sociales más exigentes

Compartir

 

  • El sello AENOR Atún de Pesca Responsable nacido en 2019 es pionero en garantizar el control absoluto de toda la cadena de custodia del atún en 5 aspectos: mejores prácticas pesqueras, seguridad alimentaria, control y seguridad marítima y, sobre todo, las mejores condiciones laborales de los marineros.
  • Según datos de la FAO, cada año se capturan ilegalmente en todo el mundo entre 11 y 26 millones de toneladas de pescado. El impulso de certificados oficiales verificado por terceras partes es clave en la lucha contra la pesca ilegal.
  • Las ventas hasta la fecha avalan la creciente conciencia de compra responsable por parte de los consumidores y su apoyo a este sello único en el mundo, que asegura el cumplimiento de los derechos sociales y laborales de los trabajadores del mar a la vez que garantiza una actividad pesquera responsable

 

El 100% del atún ISABEL será en 2020 atún procedente de pesca responsable y contará con el certificado AENOR APR, un sello lanzado en 2019, único en el mundo, que verifica el cumplimiento de las mejores prácticas pesqueras y de los estándares sociales más exigentes a nivel internacional por parte de las empresas conserveras.

Esta certificación avala una trazabilidad integral, desde la pesca en alta mar hasta el enlatado en las plantas conserveras, y ofrece garantías de que los buques están en condiciones óptimas y seguras para salir a la mar (aspecto que no es de obligado cumplimiento), además de garantizar el control de la actividad pesquera de la flota los 365 días al año, un elemento clave en la lucha contra la pesca ilegal y las condiciones laborales abusivas.

El compromiso de ISABEL con los sistemas de certificación oficiales más exigentes forma parte de su estrategia de sostenibilidad, basada en cuatro grandes pilares (pesca, personas, producción y nutrición). Frente a prácticas meramente voluntaristas que no ofrecen garantías reales y comprobables, la certificación APR es una apuesta por ofrecer un marco de referencia a las y los consumidores, y ha sido parte activa en el desarrollo de medidas de control que comprometen toda la actividad pesquera.

Según datos de la FAO, cada año se capturan ilegalmente en todo el mundo entre 11 y 26 millones de toneladas de pescado. El impulso de certificados oficiales verificado por terceras partes es clave en la lucha contra la pesca ilegal.

En palabras de Óscar Vicente, Director General de Bolton Food S, L., “ser líderes en este sector nos da la oportunidad de contribuir a una transformación social y ambiental. Con este compromiso, no solo vigilamos el cumplimiento de buenas prácticas ambientales, sino que aseguramos el respeto a los derechos y las condiciones socio-laborales de todas personas que trabajan en el mar. Es un compromiso 360º de enorme valor para nosotros porque creemos firmemente que nos ayuda a mejorar nuestra empresa, la protección del medioambiente y la de las y los trabajadores, a la vez que ofrecemos al consumidor opciones de compra responsable, con una excelente acogida por su parte”.

La compañía acaba de presentar su informe de Estado de Información No Financiero que detalla el total de las acciones, objetivos y logros alcanzados en materia de Responsabilidad Social Corporativa del ejercicio, incluyendo los relacionados con el compromiso que mantiene con los 10 Principios del Pacto Mundial y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Una mirada sobre el conjunto de su actividad y logros en materia de RSC, con un enfoque 360º: sostenibilidad económica, social y ambiental.