International Seafood Sustainability Foundation (ISSF)

Organización sin ánimo de lucro, establecida en 2009 y formada por la comunidad científica, WWF International y las principales industrias de conservas de atún del mundo.

Formamos parte  desde 2010 de la Fundación Internacional para la Sostenibilidad de la Pesca-  International Seafood Sustainability  Foundation (ISSF) una organización sin ánimo de lucro, fundada en 2009 y formada por la comunidad científica, WWF International y las principales industrias de conservas de atún del mundo. Las empresas miembro de ISSF responden aproximadamente del 75% de la producción mundial de conservas de atún, lo que demuestra la importancia de esta organización en los temas relativos a la pesca de este recurso.

Compartimos con ISSF la conveniencia y oportunidad de trabajar con un enfoque científico y global, que implica respetar las indicaciones de las más actuales investigaciones sobre el estado de las pesquerías, y adoptar las resoluciones y medidas que se propongan en este ámbito. Comparte asimismo, el objetivo de hacer de la pesca del atún una actividad sostenible en todo el mundo, garantizando la sostenibilidad de los stocks, reduciendo la captura incidental y promoviendo la salud del ecosistema marino, entre otros principios.

Una de las principales actividades de ISSF es la adopción de Medidas de Conservación destinadas a mejorar la gestión de la industria mundial de la pesca del atún, con el objetivo final de ayudar a todas las pesquerías a alcanzar los estándares de sostenibilidad que establece la certificación ambiental Marine Stewardship Council (MSC).

 

El Marine Stewardship Council (MSC) es una organización internacional, independiente y sin ánimo de lucro cuya misión es salvaguardar los recursos marinos y apoyar la gestión sostenible de la pesca. Para ello, ha establecido un estándar de sostenibilidad pesquera a través del cual determina si una pesquería está siendo bien gestionada y es sostenible. Esta certificación evalúa tres principios clave:

1. La sostenibilidad de las poblaciones de atún y la salud de los stocks: La actividad extractiva debe asegurar el suficiente abastecimiento de peces en el océano como para garantizar que se mantiene la salud de las poblaciones y su reproducción y, por lo tanto, que la pesca sea indefinidamente sostenible.

2. La minimización del impacto ambiental y las mejores prácticas pesqueras: La actividad pesquera debe gestionarse cuidadosamente para minimizar su impacto en el ecosistema marino.

3. La gestión efectiva y transparente de la actividad pesquera: La pesca debe ser gestionada de forma responsable por las Organizaciones Regionales de Pesca (ORP), y ser capaz de adaptarse a las circunstancias ambientales cambiantes, respetando las directrices que marcan las leyes nacionales e internacionales en vigor.

MEDIDAS DE CONSERVACIÓN DE ISSF

Como miembros de ISSF, cumplimos con las 30 Medidas de Conservación establecidas, que se agrupan en 8 áreas para mejorar la salud a largo plazo de las pesquerías de atún. Nos sometemos a auditorías anuales realizadas por MRAG-Américas, empresa privada de consultoría y auditoría de actividades destinadas a la conservación de los ecosistemas marinos.

MRAG evalúa anualmente el cumplimiento con las Medidas de Conservación exigidas por ISSF a todos sus miembros. El resultado de estas auditorías se publica en la página web de ISSF. Un año más, hemos conseguido obtener la calificación de “Cumplimiento Total” en el 100% de las Medidas de Conservación exigidas por ISSF.

Las Medidas de Conservación más importantes impulsadas por ISSF son:

1) Se prohíbe la compra de atún que proceda de barcos registrados en la lista de pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (IUU por sus siglas en inglés – Ilegal, Unreported and Unregulated) de la Unión Europea o de las Organizaciones Regionales de Pesca (ORP).

Las Organizaciones Regionales de Pesca (ORP o RFMO por sus siglas en inglés) son organizaciones de gobiernos que tienen intereses pesqueros en una zona determinada para promover la conservación y gestión de las poblaciones de atún en cada océano.

 La pesca ilegal, no declarada, no reglamentada incluye todas las actividades pesqueras que se llevan a cabo sin una licencia regular o que violan las regulaciones establecidas a nivel nacional, regional, comunitario o internacional. Incluyen las actividades que causan importantes daños desde el punto de vista ambiental, económico y social. Normalmente, esta pesca ilegal va asociada a violaciones de los Derechos Humanos, sociales y laborales en las pesquerías.

2.  Obligación de comprar solamente atún procedente de barcos registrados en el ProActive Vessel Register (PVR).

PVR es un registro constituido por ISSF para identificar y controlar los buques que adoptan prácticas de pesca sostenibles de atún, en total conformidad con las resoluciones y medidas de conservación de ISSF.

Este registro también determina que los buques registrados deben someterse a auditorías anuales por parte de un tercero independiente (MRAG) que verifica el cumplimiento de las medidas de conservación de ISSF.

Las 10 medidas relacionadas con la pesca sostenible que debe cumplir un buque registrado PVR son las siguientes:

    1. Tener un número UVI (Unique Vessel Identifier) que debe cumplir con los requisitos de ISSF en relación con el tipo y el tamaño del buque.
    2. Estar autorizado a pescar en regiones donde realizan actualmente su actividad pesquera.
    3. Tener bandera de un país miembro de una ORP o de un país no miembro, pero con acuerdo de cooperación con una ORP.
    4. No figurar en ninguna lista oficial de buques relacionados con la pesca ilegal.
    5. Tener una política pública que prohíba el aleteo de tiburones y no tener un hallazgo reciente de aleteo de tiburón.
    6. Asegurar la conservación del atún a bordo para evitar el descarte incontrolado.
    7. Contar con capitane/as y patrones/as formados en las mejores prácticas pesqueras definidas por ISSF.
    8. Disponer de un 100% de su actividad pesquera controlada por observadores, tanto humanos como electrónicos.
    9. No emplear grandes redes de deriva.
    10. Contar con una política expresa y pública sobre FAD no enmallantes.

 

3) Limitar la capacidad de pesca, permitiendo que los miembros de ISSF solo realicen sus compras de atún a grandes cerqueros que ya estaban operativos o que estaban en proceso de construcción el 31 de diciembre de 2012.

 

4) Comprar únicamente atún que provenga de barcos con número de identificador IMO (International Maritime Organization), UVI (International Maritime Organization), UVI (Unique Vessel Identifier) o TUVI (Tuna Unique Vessel Identifier). La salvedad a esta pauta es el producto que procede de pesquerías artesanales, cuyos pesqueros no puedan acceder a estos registros.

Los números de identificación emitidos por la Organización Marítima Internacional (IMO) permiten la identificación de cualquier buque en la Lista Consolidada de Buques Autorizados.

 

5) Prohibición de llevar a cabo cualquier tipo de actividad comercial o relación con compañías que defiendan o promuevan la mutilación de aletas de tiburón. ISABEL asume el compromiso de romper cualquier relación comercial con empresas que no hagan pública su política expresa de prohibición de esta actividad.

 

6) No realizar prácticas de trasbordo en mar abierto, ni establecer relaciones comerciales con empresas que realicen, amparen o defiendan este tipo de prácticas.

 

7) Tener una política pública y expresa que prohíba la mutilación de aletas de tiburón.

 

Destacado ISSF Destacado Bolton Food